Siguen negociaciones del jitomate ante Estados Unidos

Por: Salvador Y Maldonado Díaz


CIUDAD DE MEXICO. Las secretarias de Agricultura y Economía, así como organizaciones de productores de tomate rojo, siguen en las negociaciones con el gobierno de Estados Unidos en búsqueda de resolver el problema del arancel que a afecta al producto mexicano, según se informó en una reciente reunión sobre este asunto.

El secretario de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, ofreció a los productores e industriales de tomate de todo el país continuar con la constante comunicación con su contraparte, el secretario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), Sonny Perdue, para asegurar que las demandas de los productores mexicanos sean atendidas. Con ese fin, ofreció enviar una comunicación para informar sobre las consecuencias colaterales de no alcanzar un acuerdo.

Por parte de la Secretaría de Economía, participó la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz

María de la Mora Sánchez, quien mencionó que esta dependencia ha estado en constante comunicación con el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Reiteró su disposición a seguir actuando como un facilitador e insistir en la necesidad de que las propuestas de ambas partes permitan llegar a un acuerdo de suspensión que sea de beneficio mutuo.

De parte de los productores, participó el presidente de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH) de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES) y la presidenta del Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN), Rosario Antonio Beltrán. El expositor de la situación que sostienen los productores fue el director de la CIDH, Mario Haroldo Robles.

En representación de los productores de tomate en México de la CAADES, participaron también Aristeo Canelos, Sergio Esquer, Diego Ley, Raúl Bátiz, Mario Robles y José María Pablos.

Por la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC) asistieron Óscar Woltman, Germán Gándara, Guillermo Jiménez, José Antonio Cruz, Eduardo Rodríguez y Alfredo Díaz.

Los productores y asociaciones de agricultura protegida puntualizaron que uno de cada dos tomates que se consumen en Estados Unidos es de México, por lo que el Acuerdo de Suspensión trae una estabilidad en el mercado y conviene a ambas partes.


El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, resaltó que autoridades y productores unen esfuerzos para reducir el impacto social en este tema. Pidió analizar las afectaciones por el arancel impuesto al tomate mexicano, con base en la integración de padrones, y hacer un esquema de rotación de cultivos, con incentivos para los pequeños productores.


Reconoció el mandatario sinaloense el trabajo del Gobierno de México a favor del campo. Esta reunión refleja que estamos juntos, con la confianza de llegar a nuevos acuerdos, apretar por varios frentes, en la conquista de nuevos nichos de mercado para los productos de calidad del país, expuso.

Por separado, el dirigente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR), Eduardo Orihuela Estefan, explicó que el acuerdo de presunción y controversia de dumping en tomate se inició cuando los productores de Florida sospecharon de esa práctica.

EL DATO

En el país hay 16 Estados que producen tomate, entre grandes, medianos y pequeños productores, sin pasar por alto que el 30 por ciento de los productores no tiene capacidad de pagar el arancel.

El arancel del 17.5 por ciento al tomate mexicano está vigente desde el 7 de mayo pasado.

Durante el primer semestre del presente año, el tomate se mantuvo en segundo lugar de exportación, con un valor de 901.1 millones de dólares.

El tomate mexicano representa la exportación de un millón 700 mil toneladas al año y la generación de un millón 400 mil empleos directos e indirectos.

0 vistas
NO TE PIERDAS DE NINGÚN DETALLE

© 2019 por el Grupo iTradeCo