Producción biorracional

Por Despertar del Campo




El manejo biorracional se refiere a un control inteligente y efectivo de organismos patógenos, empleando todas las herramientas disponibles y compatibles entre sí; pero, sobre todo, con un impacto mínimo al medio ambiente y al ser humano. Los productos que se emplean para el manejo de las plagas de manera biorracional son aquellos de origen natural, biológicos o de síntesis química que tengan bajo impacto ambiental. Es importante destacar que poco más del 38% de los productores no realiza ninguna aplicación biorracional sobre sus terrenos, lo cual significa un problema desde el punto de vista ambiental y de inocuidad.


“Hay dos formas de controlar plagas, una es el manejo convencional y otra el manejo integrado con énfasis en conservación de fauna, en ambos casos podemos compararlos como si fuese una guerra. Por ejemplo, cuando llegan insectos enemigos al sistema convencional también llegan los amigos. Pero, como los productores no los conocemos -y a todos los vemos como patógenos- lo primero que hacemos es ir por la bomba para derribarlos. Debe señalarse que en el manejo integrado es lo mismo, sólo que la diferencia consiste en que ya conocemos a los aliados, por lo que ahora nos traemos una bomba selectiva la cual -en vez de tumbar tanto a malos como a buenos- sólo derribaremos a los dañinos. Con esta decisión apoyamos enormemente a nuestros insectos benéficos, por lo que -en términos ofensivos o bélicos- vamos a tener a miles de soldados que cuidarán la planta las 24 horas del día; por ello, “la idea es ir en armonía con la naturaleza para que gane el productor, pero sobre todo los consumidores”, así lo señaló el M.C. Enrique Garza Urbina, con posgrado en entomología y acarología e investigador del Inifap.



“Por la complejidad en la implementación de la estrategia del manejo integrado de plagas, dado los diferentes componentes que se tienen que entender y dominar como lo son planta, suelo, agua, nutrición, clima, plagas, fauna benéfica, manejo toxicológico, entre otros, es importante reconocer que esto no es una receta, sino que se necesita de una asistencia técnica inteligente, dinámica y permanente”, agregó.


El especialista ahondó al señalar que: “Sin duda estoy convencido de que con un manejo más racional de los insecticidas, con bases científicas en su uso, y ocupándolos cuando fueran estrictamente necesarios, volverían a ser apreciados como una gran herramienta de apoyo, y no como aliados del demonio que es como nosotros mismos los hemos posicionado y así los vemos. Además con ello los costos por control de plagas disminuirían bastante, ya que en lugar de dar 30 o 40 aplicaciones solamente vamos a requerir 4 o 5, y para ello es el muestreo periódico el que nos indica si hay necesidad o no de aplicar, asimismo se disminuye el desarrollo de la resistencia lógicamente porque ya no serán tantas aplicaciones, y se evitará la contaminación ambiental con residuos tóxicos, pero sobre todo los productos que comercializamos e incluso que nosotros y nuestros hijos comen serán inocuos y completamente sanos y seguros”.


Para finalizar, el M.C. Garza Urbina, agregó: “el productor debe tener la mente abierta para dar el siguiente paso, el cual por supuesto no es fácil, ya que tiene una inversión muy grande y una limitante importante como es la resistencia al cambio, por ello debemos de perder el miedo, pero no trabajar solos sino en equipo, y ver o considerar a la fauna benéfica como parte del equipo, por ello el interés de conocerla en campo para defenderla y usarla como un aliado a nuestro favor”.


El término biorracional tradicionalmente hace referencia a productos o sustancias derivadas de fuentes naturales, también sustancias sintéticas, similares o idénticas a otras que se encuentran en la naturaleza. Las características principales de estos materiales son su selectividad a plagas objetivo, modos de acción único, compatibilidad con el control biológico (poco efecto a enemigos naturales), muy baja o nula toxicidad, sin residualidad y de riesgos mínimos para el hombre y el medio ambiente.

Actualmente el mercado exige productos sin residuos de pesticidas, dando como resultado que el manejo biorracional se vuelva una estrategia vital para el éxito de las explotaciones agrícolas.

NO TE PIERDAS DE NINGÚN DETALLE

© 2019 por el Grupo iTradeCo