Higo y chile de Yahualica tendrán institutos de investigación para mejorar su producción y comercial

Actualizado: 24 de sep de 2019

Por: Salvador Y Maldonado Díaz


GUADALAJARA, JAL. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de Jalisco (SADER) Jalisco creará el Instituto del Higo que tendrá como sede y brazo operativo al Centro Regional de Servicios Integrales para la Agricultura Protegida (CRESIAP), en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.

Este instituto responde al gran interés que hay de parte de productores agrícolas que han visto al higo como una gran alternativa que debe aprovecharse ante el reto de reconversión productiva y de desarrollo sostenible que se requiere en el sector rural.

El titular de la SADER, Alberto Esquer Gutiérrez, expresó que este convenio con el CRESIAP se concretará en acciones específicas para la generación y transferencia de tecnología que mucho aportará a favor de las cadenas productivas del higo, como también en favor del chile de árbol, dado que también el organismo de investigación operará el Instituto del Chile que tendrá como sede el municipio de Yahualica de González Gallo.


De parte del CRESIAP, su presidente, José Arnulfo del Toro Morales, dijo que en estos convenios se aprovechará al máximo la infraestructura y el personal humano calificado con que cuenta este instituto, lo que ha traído presencia internacional en algunos proyectos.

Este directivo hizo notar que, en ambos productos, el CRESIAP ya tiene trabajos previos para mejorar los esquemas de producción en la parte agronómica y en los aspectos de comercialización, lo que se pretende aplicar en ambos institutos. Citó que, en el caso del higo, se tiene actualmente una gran demanda internacional que debe aprovecharse de parte de los productores nacionales.

Refirió el funcionario estatal que estos dos proyectos son una muestra contundente de apostarle al apoyo de los bienes públicos de gran impacto económico y social en las cadenas productivas, en vez de la práctica de reparto de subsidios a fondo perdido para la adquisición de insumos, lo que no dejaba una repercusión significativa a favor de los agentes productivos involucrados.


Esquer recordó que anteriormente la SADER destinaba 60 millones de pesos en la repartición subsidiada de insumos, como semillas y fertilizantes, mientras que ahora con sólo 20 millones de pesos se incidirá en varios proyectos de vinculación con los sectores productivos, entre los que se destacan los de los Institutos del Higo y del Chile.



Hizo mención de que en el caso del Instituto del Chile se trabajará de manera especial en el mejoramiento genético de las semillas y en la transferencia de tecnología para asegurar la trazabilidad e inocuidad del producto ante los retos que se tienen con la denominación de origen del chile de Yahualica.

Resaltó incluso que esto responde a valorar el hecho de que México es centro de origen del chile y el país del mundo donde más se consume este producto ancestral.

Esquer Gutiérrez destacó que se decidió la vinculación con el CRESIAP por su éxito en su trayectoria como organización de apoyo a la agricultura protegida en el ámbito regional y nacional a través de sus acciones de investigación y transmisión de conocimientos a problemas específicos que le han planteado los productores.

EL DATO

Otros proyectos de vinculación de la SADER que están en la agenda de la SADER son los relanzamientos de los centros de valor en Zapotlán el Grande, en Lagos de Moreno, en Clavellinas (municipio de Tuxpan). Además de la Escuela de la Leche en Los Altos y el Centro de Desarrollo Tecnológico de Especies Marinas (CEDETEM). Además de un convenio con la Secretaría de Educación para establecer 30 huertos escolares en una primera etapa.

NO TE PIERDAS DE NINGÚN DETALLE

© 2019 por el Grupo iTradeCo