El surgimiento del negocio familiar

Lorena Alvarez

La idea de este negocio surgió en diciembre del 2018. A mi mamá le regalaron unas bolsas reutilizables para la fruta y la verdura que le encantaron, y pensó que sería una buena idea compartirlas con los demás para que más personas se sumaran a la causa ecológica. Comenzó a hacerlas y a regalarlas a nuestros familiares cercanos, los cuales le sugirieron que las vendiera, que era una gran idea y un producto muy necesario. Vendíamos dos o tres paquetes al mes, y nos daba mucho gusto que poco a poco las personas demostraran interés por las pequeñas acciones por el planeta.




Desde el principio, toda la familia nos involucramos en el negocio: mi papá era el encargado de surtir el material, mi mamá y mi hermana eran las que las producían, y yo era la que las promocionaba. Un día, en mayo del 2019, compartí en twitter sobre las bolsas ecológicas. ¡Fue todo un éxito! Se hizo tan viral la publicación, que llegó casi a 2 millones de personas. Mi bandeja de entrada estaba a reventar, los mensajes llegaban de todas partes, no sólo de México, sino de varios países de América: Estados Unidos, Argentina, Perú, Chile; nos felicitaban por tan buena idea de poner nuestro granito de arena y nos solicitaban que las vendiéramos en todos lados. Fue ahí que nos dimos cuenta de la necesidad de pequeñas empresas que hicieran grandes cambios, de que los esfuerzos individuales para salvar al medio ambiente son los más importantes, y que aunque una persona no puede hacerlo todo, entre todos podemos hacer algo.


A partir de entonces, el negocio comenzó a crecer, una tía empezó a trabajar con nosotros, y la producción de bolsas cada vez aumentó más. Llegamos a vender hasta 100 paquetes al mes, surtiendo bolsas a todas partes de la República. Tela, hilo, agujas, máquina de coser y ganas de cuidar al planeta había siempre en nuestra casa. La sala se convirtió en bodega, el carro, en vehículo de la empresa, y mis salidas regulares, en puntos de entrega. Lo más satisfactorio siempre fue la respuesta de la gente, y sus ganas de adoptar hábitos ecológicos que, por más simples que fueran, hacen un cambio.



Actualmente están comenzando a prohibir en cada vez más lugares las bolsas de plástico desechables: las grandes empresas se están dando cuenta de los pequeños errores y las graves consecuencias. Nuestro negocio se encuentra frente a una oportunidad a la cual queremos responder, siendo proveedores de diferentes comercios para ofrecer a las personas opciones ecológicas para sus compras, y fomentando un estilo de vida en pro del medio ambiente.




47 vistas
NO TE PIERDAS DE NINGÚN DETALLE

© 2019 por el Grupo iTradeCo